domingo, 27 de diciembre de 2015

La Psicología de "Alicia en el país de las maravillas"

150 años nada más y nada menos han pasado desde la primera publicación de "Alicia en el país de las maravillas". Yo tengo que reconocer que no soy muy fan de la novela, hace un tiempo que la leí y me costó bastante acabarla (tendré que darle otra oportunidad), sim embargo el clásico de Disney y la estética en todo objeto y ropa que lleve motivos con esta historia me fascinan. Así que antes de finalizar el año, era hora de dedicarle una entrada a esta historia que nos adentra en la fascinante psicología de este cuento tan peculiar que no deja indiferente a nadie...



El cuento de Lewis Carroll está lleno de alusiones a la educación y las costumbres de su época. Mezcla fantasía y realidad, y ha influido a literatos, músicos, cineastas y científicos. Vamos con la psicología de esta historia:

Caída angustiosa. El descenso de Alicia por la madriguera que parece no tener fin recuerda la pesadilla tan recurrente en muchas personas de caer y caer, hasta que la sensación de angustia creciente les hace despertar. Carroll usa esa imagen para describir la entrada en lo inconsciente.

Las prisas. El Conejo Blanco mira su reloj y va siempre apresurado diciendo “¡Dios mío, voy a llegar tarde!”. Refleja la ansiedad, la conducta paranoica y la exigencia a veces exagerada que los mayores imponen a los niños.

Fuera rutinas. Los adultos viven atados a la costumbre, como el Sombrerero y su eterno té de las seis. Carroll critica los comportamientos asumidos que nunca son cuestionados. Alicia, a lo largo del libro, se acostumbra a la libertad y a la aventura, y, al despertar del sueño, encuentra “aburrido y estúpido que la vida siguiera su curso normal”.
Números. La condición de matemático de Lewis Carroll se nota en la obra, llena de guiños al álgebra, la teoría de números y la lógica. La caída interminable de Alicia recuerda al concepto de límite. En el capítulo 5, la paloma dice que las niñas pequeñas son un tipo de serpiente, ya que las dos comen huevo. Esta deducción alude al cambio de variables.

Crisis de identidad. La incertidumbre propia de la adolescencia aparece cuando Alicia se encuentra a la Oruga Azul sentada fumando con un narguile. Esta pregunta con prepotencia a la niña por su identidad, a lo que ella responde llena de dudas, pues al haber cambiado varias veces de estatura ya no sabe bien quién es. La Oruga Azul es la lógica racional, las dudas y la paciencia como madre de la ciencia.

Vitalidad. El Gato de Cheshire destaca por su sonrisa. Representa el sentido vital: “Siempre llegarás a alguna parte si caminas lo bastante”.

Estira y encoge. En el libro, la protagonista aumenta y disminuye de tamaño varias veces. Eso ha dado lugar al término micropsia o síndrome de Alicia en el País de las Maravillas para definir un trastorno neurológico que afecta a la visión. El sujeto que lo padece percibe los objetos mucho más pequeños y alejados de lo que están en realidad. También se llama visión o alucinación liliputiense.

Intolerancia. La Reina de Corazones gobierna despóticamente el País de las Maravillas. Narcisista, rígida y controladora, resuelve los problemas, pequeños y grandes, mandando decapitar a todo el que ose ofenderla.

En breve, no tardaréis en tener una nueva entrada sobre "Alicia y el país de las maravillas" y yo mientras voy a releer el clásico, a ver si acaba de calarme.

Fuente: Muy Interesante


*** Feliz semana, gente linda ***

7 comentarios:

  1. Qué interesante, princesa, sin duda el mundo de Alicia es mucho más complejo de lo que parece a simple vista, que no es poco; además de que creo que guarda enseñanzas muy profundas que merecen ser apreciadas.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta este clásico precisamente por todo lo que encierra. Muy buena entrada :)

    ResponderEliminar
  3. Hola Fwan me he pillado tu blog buscano sobre seres mitologicos y es wuay perdonadme asi se escribe? Bueno me presento soy Magr Nacxwork y molaria si dieras un vistazo a mi pág es www.dp0p.com es casi nueva y si pudieras ayudarme lo agradeceria muchisimo sipudieras dar tus comentarios a mi mail magr300@gmail.com me sentiria honrada. Sinceramente Magr

    ResponderEliminar
  4. Alicia siempre me ha parecido interesante y difícil de entender, pero un día se me encendió la bombilla y pensé que no tenía porqué tener sentido, ya que en la vida real también hay muchas cosas que no la tienen. Aún así me parece que muchos de los personajes del país de las maravillas están mucho más cuerdos que muchas personas que conozco y me parece una gran sátira social.

    ResponderEliminar
  5. No he leído el libro, pero al igual que tu, me encanta la estética y todo lo relacionado con la historia, por lo menos visualmente hablando. Es un icono muy conocía hoy en día, como el logo de Coca Cola XD

    Me han entrado ganas de leer la historia, y me ha parecido bastante interesante todo lo que compartes.

    ResponderEliminar
  6. Nunca he llegado a leer el libro, pero la película me gusta mucho, claro. Una entrada muy curiosa, ¡gracias por compartirla! Me ha gustado saber un poquito más de esta obra :)

    Un besito.

    ResponderEliminar
  7. A mi la verdad es que Alicia en el País de las Maravillas nunca me ha llamado, ni la película ni el libro (el cual leí el año pasado) pero sí es cierto que todo lo relacionado con ella me encanta. Nunca me había parado a ver la Psicología que tiene (y eso que es lo que he estudiado) pero me ha sorprendido muchísimo y tiene mucha coherencia.

    Me ha encantado la entrada.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...