jueves, 26 de marzo de 2015

Memories of Barcelona: Día 3

Qué abandonada tengo la review del viaje a Barcelona, así que hoy tocaba retomarla si o si. Y comenzamos con un buen madrugón y una maravillosa mañana en el Parque del Laberinto de Horta, el más antiguo que conserva la ciudad y que fue obra del italiano Domenico Bagutti y que incluye un jardín romántico y otro neoclásico. Además, en el 2006 se rodó una escena de El perfume aquí.

La verdad es que el parque es precioso, la pena fue que no pudimos entrar en el laberinto porque estaba de OBRAS DE MANTENIMIENTO, y pongo las palabras en mayúsculas porque fue la tónica por excelencia en este viaje como veréis más abajo. Aún así, aunque no pudimos entrar en el laberinto, la experiencia fue maravillosa en este lugar donde pasamos parte de nuestra mañana y donde gracias al sol, sacamos unas fotos preciosas:





Que noooo, que no se puede entrar en el laberinto... aichsss



Y como nos encanta de ir "de parque en parque" pues nos fuimos derechas al archiconocido Parque Güell, obra del gran Gaudí, y que debe su nombre al empresario catalán Eusebio Güell, amigo del arquitecto. Para llegar al parque tuvimos que hacerlo por esta peazo de cuesta, inolvidable ya en si misma. Tengo que admitir que tengo sentimientos encontrados respecto al parque porque nosotras llegamos por la parte de arriba y la parte "monumental" y más aclamada se encuentra abajo. Recorrimos la mayor parte del parque sin pagar entrada y para nuestra sorpresa resulta que han puesto de pago "un trocito" y por esa parte tienes que pagar nada más y nada menos que 9 euros!!! Me parece un asalto a mano armada y eso ya no me dejó disfrutar de la parte más turística como me habría gustado y para rematar estaban de obras aquí también, con lo cual la famosa foto de esta parte nos quedó algo deslucida...





Si queréis que os saquen una buena foto, pedírsela a un japonés. Se preocupan
porque quede centrada como podéis ver :P


Desde allí, nos fuimos a comer a un mexicano en el barrio Gótico de la ciudad y a continuación fuimos a ver la Basílica de Santa María del Mar, ya os imagináis porque tenía muchas ganas de verla en directo: por su aclamada fama, por ser hecha por el pueblo y para el pueblo, porque soy una enamorada del estilo artístico Gótico y porque me llamo igual que ella. 


Es realmente preciosa. Tiene una sencillez que la hace muy especial, me emocioné mucho al poder estar en ella por fin... ¿La anécdota? Estábamos evitando pagar entrada en la catedral y aquí la tuvimos que pagar por ir de novatillas. Al cabo de un rato descubrimos que se acababa la "hora de pago" y empezaba la gratuita, y apagaron las luces y dejaron de tocar el órgano, vamos que en el que entra gratis no puede tener los mismo lujos que los que pagamos... jiji... La cara de bobas que se nos quedó hacía juego con la que horas antes tuvimos en el Güell... Menos mal que pudimos hacer una fotos bien bonitas gracias a la iluminación "de pago".


Un poquito de historia sobre la basílica: la construcción comenzó en 1329, tal como lo atestiguan las lápidas del portal de las Moreras . Un hecho destacable que aún perdura: se acuerda que la obra había de pertenecer, exclusivamente, a los feligreses de la zona del puerto y de la Ribera, únicos responsables materiales del templo, ya que ellos fueron quienes la sufragaron, bien con su dinero o bien con su trabajo. Este hecho está en clara contraposición a la catedral que por aquellas mismas fechas también se estaba construyendo y que estaba asociada a la monarquía, a la nobleza y al alto clero. Parece ser que en la construcción participó activamente toda la población de la Ribera, en especial los descargadores del muelle, llamados galafates de la Ribera o bastaixos, los cuales llevaban las enormes piedras destinadas a la construcción de la iglesia desde la cantera real de Montjuïc y desde las playas, donde estaban los barcos que las habían traído a Barcelona, hasta la mismísima plaza del Borne, cargándolas en sus espaldas, una a una. La puerta principal de la iglesia homenajea a los bastaixos que ayudaron a su construcción.
Los muros, las capillas laterales y la fachada se terminaron alrededor de 1350. En 1379, a punto de acabarse el cuarto tramo de bóvedas, se incendiaron los andamios y las piedras sufrieron importantes daños. Finalmente, el 3 de noviembre de 1383 se colocó la última parte de la bóveda y el 15 de agosto del año siguiente se celebró la primera misa. El terremoto de 1428 causó el derrumbamiento del rosetón provocando algunas muertes, por la caída de las piedras del mismo. Aunque pronto se firmó un contrato para construir uno nuevo de estilo flamígero, que quedó acabado en 1459 y al año siguiente, fueron colocadas las vidrieras del mismo. La mayoría de las imágenes y el altar barroco añadidos durante los siguientes siglos resultaron quemados durante el incendio del templo el 3 y 4 de agosto de 1936. Este incendio fue provocado por los anarquistas y comunistas que asaltaron el templo (así como muchas otras iglesias barcelonesas). En 1923 recibió el título de basílica menor, otorgado por el papa Pío XI.


A continuación nos fuimos a ver el claustro de la catedral de Barcelona, del cual tenía un especial interés en ver porque ya me habían dicho que era de cuento y pude comprobar en persona que es así, con una fuente preciosa dedicada a San Jorge y sus 13 ocas, que según una leyenda referente a Santa Eulalia nos explica por qué son 13 concretamente: 

"Eulalia era una jovencita que pertenecía a una familia de senadores romanos. Sus padres, Fileto y Leda, vivían en una quinta que la tradición sitúa en el actual barrio de Sarriá, y más concretamente en el lugar conocido como "dessert". Cuando tenía 13 años, el nuevo gobernador romano Daciano estableció que todos los seguidores de la nueva fe cristiana tenían que ser eliminados. Ante este hecho, Eulalia que se había convertido al cristianismo, sin decir nada a nadie, decidió ir a ver al gobernador para exponerle lo que pensaba sobre la nueva orden. Una vez finalizada la entrevista, fue tal la irritación del gobernador antes la insolencia de la niña, que ordenó apresarla y que se le aplicase un castigo ejemplar. Eulalia, a quien, según la leyenda, tiempo atrás se le había aparecido un ángel que la puso sobre aviso de su futura santidad, fue condenada a sufrir, no uno, sino trece martirios, uno por cada uno de los años que había vivido. De ahí el número de ocas que podemos ver."





Y después de ver el claustro, accedimos al interior de la catedral, que es realmente preciosa también, aunque por fuera no me resultó especialmente llamativa:



Y para finalizar el día, nos dimos un paseo por muchos de los rincones que forman parte de este famoso barrio, que nos lleva de paseo en el tiempo... Un deleite para todos los sentidos:






Nos gustó tanto el barrio Gótico que dedicaríamos otra tarde a descubrir más rincones del mismo.
En breve, nos vamos con el cuarto día. Ya me contaréis si habéis estado en Barcelona que opináis de los sitios que visitamos.

*** Besos de colores***


5 comentarios:

  1. gorgeous pictures, amazing scenery
    lets follow each other! just let me know and I will follow back :)

    - www.angelaah91.blogspot.nl

    ResponderEliminar
  2. Yo soy de Barcelona y quiero que sepas que estamos indignadísimos que hagan pagar por entrar al Parque Güell. No hace mucho que empezaron a vender entradas, dicen por el tema de la masificación del turismo... ¡Bah!
    Santa Maria del Mar es uno de los monumentos más queridos de los barceloneses y mira que me tengo sobado el Barrio Gótico, pero siempre encuentran algún rincón nuevo o algo por descubrir...
    Lo de las obras es la tónica de cada día; hemos tenido que aprender a desplazarnos sorteando zanjas y andamios.
    Aún así, espero que te disfrutaras. Espero la última reseña de tu viaje ;)

    ¡Un abrazo!

    P.D. El Parque del Laberinto es excursión "obligada" en todos los colegios de Barcelona y alrededores XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mar! Barcelona es preciosa, me enamoró por completo, la única pega es que me parece que se pasan con el precio de las entradas en según que sitios visitas. pero por lo demás, regresé enamorada de esta ciudad *_*

      Gracias por pasarte por mi blog, Mar ;)

      Besos de colores!

      Eliminar
  3. Me encanta que hagas unas entradas tan completas y tan hermosas, es como si pudiera transportarme alli ;D
    Yo vi muy poquito de Barcelona cuando estaba de paso hacia Italia, pero lo que vi, me enamoró, quiero volver y poder verla en profundidad
    Un besote
    Lena

    ResponderEliminar
  4. Uaaaa yo quiero ver todos estos sitios, eso sí, creo que cuando volviese a ir llevaría a mi novio conmigo ya que le encanta hacer fotos y en todos estos lugares seguro que hace autenticas fotazas.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...