miércoles, 4 de febrero de 2015

Memories of Barcelona. Día 1 y 2

Casi tres meses después de nuestro viaje a la ciudad de Barcelona, ya tocaba ponerse con este "cuaderno de bitácora" con nuestra experiencia allí. Lo primero de todo, quiero agradecer infinitamente a Ani y Leti, mis buenas amigas, el haber sido compañeras en este viaje tan especial, cargado de momentos preciosos y recuerdos inolvidables. Sin ellas, este viaje no habría sido lo mismo.  Y en cada entrada, iré dando las gracias a cada una de las personas que habéis hecho imborrable esta pequeña aventura, y también quiero dar las gracias a la pareja con más salero y gracia de Cádiz por ayudarme con todas mis dudas a la hora de planificar el viaje: Manu (a todo esto, si estáis planeando un viaje a Orlando u otros destinos Disney, preguntarle a él que es agente de Castle and Dreams) e Inma.

Y ahora sí comenzamos la review de Barcelona, wonderful city:

Barcelona está de reforma:

Así podríamos titular la reseña porque de verdad, y en ese sentido hemos tenido algo de mala suerte, nos tocó que muchos de los monumentos que visitamos estuvieran de reformas. Entiendo que es algo necesario e inevitable, dado que para conservar la belleza y la grandeza de la ciudad hay que cuidarla, pero algunas fotos no han lucido como me habría gustado. Por lo demás os diré que yo nunca había estado en Barcelona y vine completamente enamorada de ella: hay tanto que ver y disfrutar... Es realmente bellísima, aunque por otra parte es muy cara y nos privamos de entrar en algunos sitios porque el precio de las entradas me pareció un auténtico abuso.

Durante la semana que estuvimos de visita, alquilamos un pisito que nos salió muy bien de precio y lo más importante: estaba genial y era espacioso, y cuyo símbolo del barrio era este gatito:


Al llegar a la tarde a la ciudad, dejamos las maletas y fuimos a ver a mi tía que vive en las Ramblas y nos llevó de paseo nocturno descubriendo algunos de los rincones con más encanto de este barrio. Además, no podíamos tener mejor guía turística que mi querida tía, que es una apasionada de la Historia, y en especial de la Historia de Barcelona y por la cual descubrimos muchísmos datos muy interesantes y curiosidades de las más variables. Una parada obligatoria era en el famoso Mercado de la Boquería, inaugurado en 1840, donde nos tomamos unos zumos naturales súper ricos.



Y esa noche nos acostamos bastante tarde porque estuvimos callejeando y disfrutando de la compañía de mi tía pero ya era hora deirse a dormir porque al día siguiente veríamos uno de los monumentos más famosos y bonitos de España, la gran obra de Gaudí, al cual idolatrar es poco, la Sagrada Familia:


Salir del metro y encontrarse con esta maravilla después de mucho ansiando comtemplarla no es fácil de explicar con palabras... Sólo os diré que llegamos sobre las 10:30 de la mañana y salimos cerca de la una del mediodía del templo y las horas se habían pasado volando. Para empezar, la entrada principal, la finalizada por Gaudí es impactante y te pierdes entre esos muros, estatuas y ornamentos porque quieres captar con tus ojos todos los detalles de tanta belleza... Es realmente espectacular, la parte más bella de la basílica para mi gusto, aunque el resto es muy bonito también, pero esta parte es impactante.


Iniciada en 1882, todavía está en construcción (y seguirá... quién sabe hasta cuando por todo lo que queda por construir aún). Es la obra maestra de Gaudí, y el máximo exponente de la arquitectura modernista catalana. Según datos de 2011, es el monumento más visitado de España, con 3,2 millones de visitantes, seguido por el Museo del Prado (2,9 millones) y la Alhambra de Granada (2,3).



Habíamos sacado las entradas por internet para ahorrarnos las colas que daban la vuelta al templo (unos 17 euros con subida a una de las torres para admirar las vistas). Os aconsejo que hagáis lo mismo si queréis ahorraros una o dos horas de cola. Ya dentro, las sorpresas no dejaban de aparacer y me encantó el diseño: nunca he visto un templo religioso así, ni creo que haya nada igual en el mundo. Otro deleite para la vista, y personalmente, las colunmas me parecen tallos de flores y el techo me recordaba a girasoles.



Impresionante la entrada e impresionante la salida:



Después de salir enamorada por completo de la Sagrada Familia y con decisión de volver en otro momento a ver la cripta de Gaudí en la parte baja del templo (algo que al final con la agenda tan apretada en este viaje no pudimos cumplir...), nos dirijimos hacia el Museo Egipcio y de paso ver la archiconocida Casa Batlo:



En la calle de la Discordia, como es conocida por la competición de sus edificios por ser el más bello y admirado, se encuentra este famoso edificio, otra obra maravillosa del gran Gaudí, y con respecto a la inspiración de éste,  cada uno la interpreta de una forma. Está claro que "el genio" se inspiraba en la naturaleza para dar vida a sus obras, pero en esta ocasión me quedo con la versión que me contó mi tía sobre este edificio porque a Gaudí le apasionaban los dragones y era un símbolo recurrente en muchas de sus obras: la azotea parece un dragón, del cual se aprecia claramente las escamas, y las terrazas tienen la forma de calavera, de las víctimas que se comía. No accedimos al interior porque cuando fuimos a ver el precio de las entradas, a mí casi me da algo: 25 euros la entrada, un robo a mano armada. Señores será un edificio muy especial, pero no deja de ser un edificio y ni el Museo del Prado tiene por precio esa barbaridad.



Desde allí, nos dirijimos al Museo Egipcio, que está de camino, y si sois amantes de la cultura del Antiguo Egipto, bien merece una visita. Es chiquitito, pero tienen muchos objetos de gran valor que merece la pena admirar. Desde adolescente, me apasiona esta cultura y nunca había podido ver objetos de aquella época de cerca. Fue una experiencia muy gratificante. El precio de la entrada son 8 euros:




Paramos a comer que ya tocaba después de tanto andar de aquí para allá y el cuerpo nos pedía energía. Por la tarde, tuvo lugar uno de los encuentros que más ansiaba desde hacía 5 años que nos hicimos amigas gracias al mundo bloggero: la hora de conocer a mi dulce Sayuri y a su familia, ya que hace poquito que ha sido mamá y tiene un niño precioso. Pasamos unas horas maravillosas en su compañía y nos enseñó sus tesoros, que al verlos en directo impactan más. Sirenita mía: gracias por abrirnos las puertas de tu hogar y ser como eres, eres una de mis mejores amigas y aquí me tienes para lo bueno y lo malo. 


Desde casa de Sayuri, nos dirijimos para terminar la tarde al Acuario, donde lo pasamos como niñas... literalmente:





Cenamos y para finalizar la jornada dimos un paseo en compañía de mi tía por el Maremagnum, pero como parecían que la batería no quería agotarse, nos fuimos como seres mágicos que se escapan de un cuento a un bosque encantado a disfrutar de la noche...



...en la famosa cafetería "El bosque de las hadas", archiconocida en la capital y que bien se merece una visita (o dos como fue en nuestro caso) para descubrir su belleza:





Como os había adelantado al principio de la entrada, nos tocó ver Barcelona de reformas... Buscábamos y buscábamos a la única hada que hay en el lugar y no la encontrábamos hasta que finalmente decidimos preguntarle a uno de los camareros y nos dijo que estaba en "la pelu" haciéndose unos retoques porque las hadas también son coquetas... Y a mí me parece perfecto, pero me quedé sin foto con la hadita... aichsss... Pero como soy cabezona como yo sólo lo sé, yo me dije que volvería y que tenía que tener foto con ella sí o sí. Ya os contaré más adelante si la conseguí o no... 



A pesar "del disgusto", el lugar me fascinó. Bien podrían agregar algún hada más u otros seres fantásticos que quedarían genial, pero por lo demás es precioso y de vez en cuando ¡ hay tormentas! Algo que me trajo añoranza del viaje a Disneyland, porque me recordó al restaurante Rainforest (impresionante lugar). Os dejo un vídeo para que lo veáis y aunque no se oye muy bien, se escucha la tormenta:


Y hasta aquí, la primera parte del viaje. Ya me contaréis si habéis estado o si queréis ir y cuales son vuestros rincones favoritos. 

8 comentarios:

  1. Ay, qué te digo que no sepas ya. Amo Barcelona. He tenido la suerte de estar ya en varias ocasiones y aún me queda mucho por ver (y sé que volveré muchas veces más, que para algo tengo un novio catalán con familia en Barna xDDDD).

    Sólo decirte que el próximo viaje para Málaga, eh!!! =P

    ¡Un besazo bonica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pao! Pues sí, es una ciudad preciosa a la que volver una y otra vez porque hay mil cosas que ver y gente maravillosa :D

      A ver si en breve vamos por tu tierra que tengo muchas ganas de conocerte y ver tu hermosa tierra ;)

      Besos de colores, linda!

      Eliminar
  2. Me encanto tu viaje por Barcelona, se nota que Barcelona tiene miles de lugares interesante por visitar, Me encantaria visitarla un día de estos. Te mando un abrazo enorme y me alegro que apesar de las reformas lo hayas disfrutado, exepto por esos precios tan execivos .
    nos leemos :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Wakimiro! La verdad es que fue un viaje precioso, en breve seguiré con la segunda parte ;)

      Nos leemos.

      Besos de colores!!

      Eliminar
  3. Pasé por Barcelona de camino a Italia, pero no pude verla apenas, pero me encantaría volver algún dia, sus calles enamoran.
    Me he quedado totalmente pillada por esa cafeteria, ese preciosaaaaa
    Un besazo Fawn
    Lena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que tengas oportunidad en breve de visitarla porque es preciosa. A mí me ha enamorado *_*

      El bosque de las hadas es una maravilla, cuando vayas tienes que visitarla ;)

      Besos de colores, bonita!

      Eliminar
  4. Fawn como entiendo que te hayas enamorado de Barcelona, ¡es una ciudad preciosa! Yo creo que no me cansaré nunca de visitarla e incluso en el caso de que mi novio y yo volviésemos a vivir a España, elegiríamos Barcelona para vivir :)
    Me ha encantado recorrer todos estos rincones contigo. ¡Como me alegro que haya sido un viaje tan especial y en tan buena compañía! Un abrazo muy grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi bella Marie! Realmente es una ciudad preciosa, fíjate que yo estuve 7 días y nos quedaron tantas cosas sin ver... para otra, será. Es una ciudad de las que enamoran :D

      Gracias a tí por comentar siempre con tanto cariño. Un beso enorme, preciosa!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...