domingo, 22 de septiembre de 2013

Escapadas de Verano 2013 (2ª parte): Segovia

Pues continuando con las escapadas de verano, podéis veniros conmigo a la provincia de Segovia, concretamente al municipio de Coca, donde por fin visité uno de los castillos que tenía en mi lista de pendientes desde hace mucho y que es una de las mejores representaciones del gótico-mudéjar en nuestro país:

El castillo de Coca. Siglo XV

La villa perteneció a la Corona de Castilla hasta que en 1439 fue cedida a Íñigo López de Mendoza, marqués de Santillana, quien en 1451 la permutó por la villa de Saldaña con Alonso de Fonseca y Ulloa, obispo de Ávila y arzobispo de Sevilla. En 1453, Alonso de Fonseca y Ulloa obtuvo del rey Juan II de Castilla el permiso real para edificar el castillo, aunque su construcción no se empezó hasta varios años después. Al tener que ausentarse de Coca, Alonso de Fonseca y Ulloa cedío en 1460 los derechos de la villa a su hermano Fernando de Fonseca, que los ejerció hasta su muerte en 1463. Alonso falleció en 1473 siendo arzobispo de Sevilla, y Coca fue heredada por su sobrino, Alonso de Fonseca y Avellaneda, hijo de Fernando, quien llevó a cabo la construcción de la mayor parte del castillo, hasta quedar prácticamente terminada en 1493. A partir de entonces fue residencia palaciega y escenario de grandes fiestas, a las que asistieron notables personalidades.
Nombró por su sucesor a su sobrino Alonso de Fonseca y Acevedo, quien mandó construir el castillo en 1473 y lo convirtió en residencia señorial, donde celebró grandes fiestas que eran frecuentadas por diferentes personalidades, entre las que destaca el cardenal francés Jean Jouffroi, que llegó a Castilla con la propuesta de matrimonio entre la infanta Isabel (después reina) con el duque de Berry de Guyena, hermano de Luis XI de Francia. También visitó el castillo Beatriz de Bobadilla, marquesa de Moya


En 1504 pasó a ser propiedad de Antonio de Fonseca, que amplió los elementos defensivos del castillo, que más tarde tuvo que defenderse del infortunado ataque del marqués del Cenete, quien pretendía rescatar a su prometida, María de Fonseca, que estaba retenida por su tío. En 1512 trabajaron en el castillo alarifes sevillanos (maestros de obras), que posiblemente fueron los artífices de muchas de sus decoraciones. En 1521 fue atacado por las tropas comuneras en represalia por el incendio de Medina del Campo llevado a cabo por el propio Antonio de Fonseca; al no conseguir acceder al castillo, destruyeron la cercana fortaleza de Alaejos. En 1645, fue prisión del duque de Medina-Sidonia, Gaspar Pérez de Guzmán, acusado de haberse proclamado rey de Andalucía. Y más adelante, por casamientos, el castillo pasó a ser propiedad de la Casa de Alba.

En diferentes épocas pasó por importentes reformas: galerías del Patio de Armas en el siglo XVI; galería entre las Torres de Homenaje y de Pedro Mata en el siglo XVII, y otras mejoras en 1715. Pero a partir de 1730 su archivo fue trasladado a Madrid, y el castillo cayó en el abandono y la rapiña. En 1808, durante la Guerra de la Independencia, los franceses ocuparon la villa Coca y sus tropas se instalaron en el castillo, al que causaron grandes destrozos, y cuando lo abandonaron en 1812 solo eran ruinas. Y en 1828, un administrador de la Casa de Alba sin escrúpulos vendió materiales del castillo, entre ellos columnas de mármol del patio, lo que acentuó todavía más su ruina.

En 1926, el castillo fue declarado Monumento Nacional. En 1931 fue declarado Monumento Histórico Nacional y en 1954 fue cedido al Ministerio de Agricultura por 100 años menos 1 día, siendo restaurado entre 1956 y 1958 para albergar la Escuela de Capacitación Forestal. En 1994 fue escenario de uno de los capítulos del concurso televisivo de TVE titulado La noche de los castillos. Algunas fotos del interior y vistas desde el castillo:





Vistas de Coca desde la Muralla Medieval

Puerta de Segovia. Siglo XIII

Teodosio I El Grande (347- 395 d. C.). Emperador de Roma que nació en la
villa de Coca

Verracos Vacceos, cuya función se cree que era la de delimitar las zonas
de pastoreo o como protectores del ganado.

Iglesia de Santa María La Mayor. Siglo XVI

Torre de San Nicolás. Siglo XI

Pasamos la mayor parte del día en Coca, y de allí nos desplazamos a unos jardines de cuento de hadas, que ya he visitado en tres ocasiones pero de los que es muy difícil cansarse: los jardines del Palacio Real de La Granja de San Ildefonso que se encuentran muy cerca de la capital segoviana y que son una imitación de los jardines de Versalles, por orden de Felipe V, primer Borbón que reinó en España y que deseaba "encontrarse" más cerca de su antiguo hogar. El resultado es éste:











Después de un maravilloso paseo a través del tiempo, tomamos rumbo hacia una preciosa ciudad con mucha historia que contarnos y hacernos descubrir: Segovia, una de las ciudades más bonitas que he conocido con su Acueducto romano, sus calles medievales, su catedral... y en la que se encuentra uno de los castillos más bonitos que tenemos en España: el Alcázar de Segovia:

Vistas a las afueras de la ciudad: el precioso Alcázar y la catedral







El Acueducto Romano. Siglo II. Símbolo por excelencia de la ciudad


Segovia es una ciudad que te transporta en el tiempo, merece ser visitada al menos una vez en la vida. Para mí, ya es la tercera vez que me dejo perder entre sus calles y no me canso de ella... 

Próximamente, os llevaré de viaje por mi comarca...

Continuará...

16 comentarios:

  1. Hola princesa,

    Me ha encantado esta entrada, no conocía nada de esta ciudad y en verdad que parece un lugar mágico, es hermosa; el castillo es de cuento, me encantaría visitarlo algún día. Te agradezco mucho por compartir tus paseos con nosotros y espero que disfrutes de muchos más.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, hadita linda ^_^

      Ojalá no esté lejos el día en que puedas visitar mi país ;)

      Besos de colores y muy feliz fin de semana cargado de magia ^_^

      Eliminar
  2. Nos ha encantado tu entrada, está muy currada y las fotos son preciosas.
    Una de nuestras administradoras estuvo allí porque se apellida Coca y le gustó mucho.

    Un besazo!! ^^

    ResponderEliminar
  3. Una entrada idílica, corazón. Muy propia de ti, me ha encantado ^^

    Las imágenes son una pasada y he podido conocer algo más; ojalá pueda visitar esa ciudad pronto. El castillo es de ensueño =D

    Un besote linda. Feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, linda! Ya verás que antes de lo que esperas, visitas Segovia ;)

      Besos de colores, preciosa!

      Eliminar
  4. La granja y Segovia las conozco, pero como tú tenías, yo tengo pendiente desde hace mucho visitar Coca y su castillo. Todavía me has puesto los dientes más largos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si tienes oportunidad, no dejes escapar una visita a Coca. Merece muchísimo la pena ;)

      Eliminar
  5. Precioso este cambio que le has dado a tu blog, me encanta...
    es como estar en un cuento !!!

    Tu viaje a tierras segovianas una maravilla, yo vivo en esas tierras,
    tiene unos monumentos increíbles y es una maravilla viajar a través de esta tierra que siempre puedes descubrir bellezas,
    gracias por compartir

    besos
    ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, princesa!

      Tienes la gran suerte de vivir en una tierra maravillosa de la que yo soy una completa enamorada ;)

      Besos de colores, princesa!

      Eliminar
  6. ¡¡Me encanta!! *____*
    Los castillos son una chulada y los jardines son preciosos! Espero poder ir alguna vez, que la verdad he viajado muy poco por España >__< solo he viajado por Andalucia (que es donde vivo) o Madrid y Barcelona. Ojalá pueda ir pronto a visitar toda la zona de Castilla y León :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás que cuando menos esperes, podrás recorrerte España y ver entre otras, nuestra comunidad ;)

      Besos de colores, Sorasaku!

      Eliminar
  7. Segovia es muy bonita, he estado un par de veces y comparto tu recomendación, merece la pena una visita para verla al menos una vez :)
    Este verano también visité los Jardines de la Granja de San Ildefonso, como parte de una ruta en la que incluí la segunda visita a Segovia. Muy bonitos, darse un paseo por ahí es una gozada, estaba todo relativamente tranquilo y no hacía mucho calor.

    La que no conocía es Coca, que me la apunto en la lista a la de ya. ¡Vaya castillo! Y no solo castillo, parece que bien merece una visita. Muy chulas las fotos :)

    Besos y feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo estar más de acuerdo contigo, Raist. Para la próxima ya sabes: visita obligada a Coca. Te va a gustar mucho ;)

      Besos de colores!

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Hola querida Fawn!
    Después de las vacaciones que bien volver a tu rinconcito y encontrarme esta maravillosa entrada! Me ha encantado dar este paseo contigo. Segovia es una ciudad preciosa, yo me quede anonadada cuando la visité de pequeña por primera vez. El alcazar parecía un castillo de cuento de hadas!
    Y la granja de San Ildefonso es otro lugar mágico. Creo que es mi palacio favorito de los que tenemos en España. Los bosques que lo rodean y las fuentes son una maravilla.
    Mil gracias por las fotos y un beso muy grande!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...