domingo, 11 de agosto de 2013

Los Orígenes del cuento de "La Bella Durmiente"

"La bella durmiente del bosque" fue el primer cuento que Charles Perrault publicó en su libro en 1697. Sin embargo, existe una versión anterior, publicada por primera vez en Italia en 1636 por Giambattista Basile en su colección titulada "Pentamerón", y aunque no fue tan popular como la de Perrault o los Hermanos Grimm, los amantes de los cuentos debemos quedarnos con su nombre, ya que el fue el primer recopilador de cuentos conocido, entre los que se encuentran "Gato con Botas", "Cenicienta", "La bella durmiente" o "Piel de asno", que más tarde inspirarían a Perrault. Otras de sus historias aparecen en recopilaciones posteriores de Jacob y Wilhelm Grimm y de Hans Christian Andersen.
Estatua de Louis Sussmann-Hellborn.
1878. Berlín
 La versión de Giambattista Basile de la Bella Durmiente titulada "Sol, Luna y Talía",  es aún más cruel que la de Perrault y dice así:

"En el nacimiento de su hija Talia, un rey reunió a todos los sabios y adivinos del reino para que profetizaran el futuro de su primogénita. Todos profetizaron que la niña correría un enorme peligro a causa de una brizna de lino. Para evitar ese accidente trágico, el rey ordeno, que no entrara en el castillo ni lino ni cáñamo.

Talia creció convirtiéndose en una bella y vivaracha muchacha, un día descubrió a una anciana hilando junto a su ventana. La niña que nunca había visto nada semejante, llena de curiosidad, tomo la rueca en sus manos y comenzo a sacar el hilo.
Pero entonces una diminuta astilla de cáñamo se le clavó en una uña e inmediatamente cayó muerta al suelo.
El desconsolado rey, una vez descubierto tan desgraciado suceso, sentó a su hija sin vida en una silla de terciopelo, cerró la puerta del palacio y se fue para siempre intentando borrar, así, el recuerdo de su desgarradora tristeza e impotencia.
Algún tiempo después, paso por allí un joven rey que iba de cacería. Su halcón entró en el palacio por una ventana y el rey le siguió, recorriendo las estancias desiertas y polvorientas hasta llegar a la cámara de Talía. Sus cabellos perfumados se derramaban sobre el terciopelo rojo hasta el suelo. No pudo resistir la visión de tanta belleza y, empujado por una oscura fuerza, la violó y después huyó a toda prisa lejos de allí. Nueve meses más tarde, una Talía dormida dio a luz a dos gemelos, el niño Sol y la niña Luna, que se arrastraron hasta sus pechos para no morir de inanición. Un día, Sol chupó el dedo de su madre con tanta fuerza que extrajo la brizna de cáñamo de su piel y Talía despertó. No veas la sorpresa que debía llevarse, dormirse virgen y despertar desvirgada y madre de gemelos.
Mientras tanto, el joven rey no podía olvidarla, así que volvió al palacio y, qué mala suerte, la encontró despierta. Talía le presentó a sus hijos, que ya me dirás cómo sabía que eran de él, y el rey decidió quedarse, hasta que de repente recordó que le había dicho a su esposa la reina que iba a por tabaco y que de eso ya hacía como dos semanas o así. Abandonó a Talía sin ningún miramiento y, con un par de cartones (de Winston) volvió al lecho de su reina, que escuchándole hablar en sueños se enteró de toda la historia. Aquél mismo amanecer la reina hizo prender a Sol y a Luna y se los entregó al cocinero para que les degollara, les cocinara y se los sirviera al rey con patatitas. Solo cuando el rey ya estaba rebañando el plato, la reina le reveló que acababa de devorar a su carne y a su sangre. La cena no le sentó muy bien.

La bella durmiente por Henry Meynell
Pero la malvada reina, no contenta con eso, ordenó prender a Talía y la condenó a la hoguera por bruja, pues había hechizado a su esposo. En su infinita maldad, se acercó a las llamas para ver más de cerca la muerte de la princesa, momento que el buen rey aprovechó para, de un empujón, lanzarla a ella a las llamas. Y así, por fin, Talía fue libre de desposarse legítimamente con su violador. Y fueron felices y comieron perdices.


Pero mucho antes que esta versión, encontramos perdida en el tiempo otra versión de este clásico, en la mitología nórdica y es  la historia de Brunilda


Brunilda era una Valkiria (una semidiosa que recogía a los héroes muertos en el campo de batalla, escoltándolos a los amplios salones del Valhalla). Ella era la mujer en estado salvaje, honorable y terrible a la vez. Su silueta ambigua protagonizará épicas nórdicas como Nibelungenlied, e inspiraría a Richard Wagner en su obra capital: "El anillo de los Nibelungos" (Der Ring des Nibelungen). "La Saga Volsunga" cuenta que Odín, el gran dios nórdico, le ordena a Brunilda que decida sobre el destino de una batalla entre dos reyes: Agnar y Hjalmgunnar. Ella decide por Agnar, y Odín, enfurecido por no haberse inclinado por su favorito, Hjalmgunnar, la condena a un sueño eterno, es decir, a dejar de lado su condición de diosa y vivir en el mundo espeso de los sentidos. En otras palabras, Odín condena a Brunilda a vivir como una mujer mortal, y la encarcela en el monte Hindarfjall, oculto en los Alpes. Para ello la clava al duro suelo de una caverna utilizando agujas de fuego.


Ilustración de Brunilda por
Arthur Rackman
Sigurd, un caballero de noble estirpe, descubre la entrada a una oscura caverna en aquel monte, y la describe como un castillo de roca rodeado por un bosque espeso. Allí encuentra a Brunilda, presa de un sueño tan profundo que, en un principio, nuestro héroe la considera muerta; aunque sabe que no lo está. Su rey, Gunnar, le ha contado la tragedia de Brunilda, y lo ha enviado en una misión suicida, conseguir la mano de esta Valkiria caída. Para ello, Sigurd se disfraza con las ropas de Gunnar, ya que Brunilda solo se casará con quien pueda derrotarla en combate singular. El joven la despierta con un beso en la mejilla, detalle que algunos señalan como metafórico, sosteniendo que aquel beso fue, en realidad, un roce con el filo de su espada; y se entrelazan en un combate feroz. Sigurd vence. Brunilda se entrega mansamente a su destino, pero antes de volver deben pasar la noche en la cueva, ya que una fuerte tormenta golpea los flancos de Hindarfjall. Yacen juntos, pero Sigurd coloca su espada entre ambos, para que sus cuerpos no se toquen. Él se mantiene fiel a su promesa al rey; pero Brunilda, encandilada por la fuerza del joven, intenta acariciarlo y se corta un dedo con la espada, cuya manufactura era tan perfecta que su punta era tan diminuta y afilada como la punta de un alfiler... Sigurd le prometió amor eterno y reanudó su viaje para ayudar a sus compañeros en la batalla

Pasaron largos años cuando un día, Sigurd, cayó víctima de un hechizo: un filtro mágico que le hizo olvidar a Brunilda y se casa con otra doncella. Brunilda, hondamente traicionada y muy apenada por el desamor, decidió vengarse y guiar a Sigurd hacia el Valhalla, el majestuoso salón en el que los mortales acaban encontrándose, con el fin de separarlo de su esposa... Pero la doncella, triste por la ausencia de Sigurd tomó la decisión de abandonar la tierra de los mortales y encaminarse hacia el Valhalla, lugar en el que viviría junto a su amado para siempre...

Esta es sólo una variante de la leyenda de Brunilda, personaje mitológico que ha generado multitud de cuentos e historias diferentes, pero recordad, siempre que haya una doncella dormida en un cuento, una parte de Brunilda estará latiendo en ella.  
También el  nombre de la princesa ha sido inestable a lo largo de la historia, así como sus versiones como habéis visto  en el "Sol, la Luna y Talía". Perrault eliminó éste, dejando a su anonimato, aunque nombra a la princesa "L'Aurore". Los Hermanos Grimm  la nombraron Rosa Silvestre (Briar Rose) en su colección de 1812. Ambos nombres fueron tomados como referencia  por Disney para su clásico. John Stejean la nombró "Rosebud" en Presents TeleStory.

¿Qué os parecen estas versiones? ¿Ya las conocíais? Yo alucino cada vez más cuando me pongo a investigar sobre un cuento en concreto. Tendré que buscar más información sobre otros clásicos de nuestra infancia, a ver que sorpresas nos llevamos...

9 comentarios:

  1. ¡Hola, princesa!

    Creo haber leído la historia de Brunilda, hace un tiempo ya, y según recuerdo, me pareció fascinante, la mitología nórdica es tan rica... De la versión "Sol, Luna y Talía", no sabía nada, y en verdad que es un poco perturbadora; resulta muy interesante conocer estas versiones de historias que son tan antiguas y que forman parte de la cultura de muchos pueblos.

    Gracias por esta entrada tan linda.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en mitología nórdica no estoy muy puesta, pero tengo como reto aprender mucho de ella, buscando información y haciendo entradas sobre ella ^_^

      La temática de los cuentos es fascinante. Cada vez que averiguo e indago sobre alguno en concreto, más fascinación siento hacia ellos ^_^

      Besos de colores, hadita linda!

      Eliminar
  2. A veces a los escritores se les va la olla o quizás son fantasías de ellos porque eso de que el rey viola a la princesa me ha dejado descolocada. La historia de Brunilda es bonita aunque triste. Lo malo es que cada vez me doy más cuenta de lo machista que son los cuentos de toda la vida.

    Besos! y que tengas una buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cuentos más antiguos recuerdan a los mitos clásicos que eran muy crueles ;)

      Besos de colores, Soul!

      Eliminar
  3. hola preciosa como estas

    hola hadita de los cuentos de hadas esta preciosa tu entrada solo que me confundí un poco con el cuento de talia no le falta una parte al cuento porque después de que el príncipe huye pasas a la parte de la reina creo que hay falta algo

    otra cosa perdón por no entrar a tu blog ya tengo mucho que no entro pero es que e estado bastante ocupada como mis sobrinitos están de vacaciones es un relajo aquí en tu pobre casa y los chaparritos se la pasan en la compu casi todo el dia ya comprenderas por que no he podido entrar

    bueno estamos en contacto mi princesa de las hadas saludame mucho a la reina de las hadas y a rey también y dale un apretado abrazo a la princesa anny y para ti mi pequeña hadita todo mi cariño y muchos besos de cereza y fe confianza y polvo de hadas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el aviso, Gigi! Tenías razón, me había saltado un trozo. Ya está completo ;)

      No te preocupes, princesa. El verano es así. Espero que estéis disfrutando de un verano mágico, princesa ^_^

      Besos de colores y caricias al alma. Que tengas una semana cargada de sueños cumplidos, mi bella durmiente mexicana!

      Eliminar
  4. Qué hermoso!
    Una entrada magnífica y que no conocía, las ilustraciones son maravillosas!!

    besos feliz día ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, princesa!

      Besos de colores :)

      Eliminar
  5. Hey (:
    nunca había escuchado de las demás versiones de la bella durmiente, pero sol y luna wow! me pareció bastante buena la historia solo que disney no creo la use para presentarse a los niños xD
    Exelente entrada :D ahora le dire a mis amigos sobre el origen de esta pelicula que fue parte de nuestra infancia :D
    muchas gracias y pásate por mi blog cuando gustes

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...