sábado, 9 de febrero de 2013

El origen del carnaval

Son días de celebración y disfraces para quienes disfrutan en dejar quienes son porque un año más llega el carnaval. Y con motivo de su llegada, en esta ocasión quiero hablaros del origen de esta festividad:


El carnaval se celebra antes de la cuaresma cristiana y tiene lugar entre febrero y marzo según cada año. Se celebra en el mundo entero aunque de distintas maneras según la zona del globo donde nos encontremos, sin embargo tienen en común que son unas fiestas donde se combinan los disfraces, los desfiles y las celebraciones en la calle con miles de asistentes a ellas, pero sobre todo lo que caracteriza al carnaval en general, es la de un cierto descontrol y la permisividad de lo políticamente incorrecto que sacándolos de este contexto, no se verían con buenos ojos. Tanto es así que hay un dicho que dice "En la noche de Carnaval todo vale" y cuenta la leyenda que esa es la razón de ponerse máscaras y así pasar desapercibido hagas lo que hagas.

El origen de su celebración parece remontarse a más de 5.000 años atrás en Sumeria y Egipto donde se celebraban fiestas en honor del Dios toro Apis, siendo muy parecidas a las fiestas paganas de la antigua Grecia o las de la época del Imperio Romano, como las que se realizaban en honor al dios del vino Baco (Bacanales), las Saturnales (fiestas de invierno en honor al Dios Saturno) y las Lupercales romanas (en honor al Dios Pan o también llamado Fauno Luperco, quien transformado en loba amamantó a Rómulo y Remo). Los romanos expandieron esta costumbre por Europa, siendo llevada a América por los navegantes españoles y portugueses a partir del siglo XV. Sus orígenes también se asocian a las fiestas andinas prehispánicas y las culturas afroamericanas.

No cabe duda de que el carnaval está vinculado principalmente con el catolicismo, y el tiempo de "carnestolendas" (tiempo previo a la Cuaresma) ofrecía mascaradas rituales de raíz pagana y un lapso de permisividad que se oponía a la represión de la sexualidad y a la severa formalidad litúrgica de la Cuaresma. Fue la iglesia católica quien a comienzos de la Edad Media, prohibió comer carne todos los viernes de la Cuaresma basándose en el significado que le dieron a la palabra carnaval , derivándola del latín vulgar "carne-levare" o lo que es lo mismo "abandonar la carne". Pero años después surgió otra etimología de origen italiano que perdura en nuestros días y que decía justo lo contrario, la palabra escogida era "carnevale" o "la época donde se puede comer carne". Pero volviendo a la actualidad, hay un estudio a finales del siglo XX donde se baraja la posibilidad de que la palabra Carnaval provenga del nombre "Carna", Diosa celta de las habas y el tocino o del Dios indoeuropeo "Karna".

Y ahora sí, para terminar: os vais a disfrazar?? Yo este año no, pero mi último disfraz fue de Atenea, la diosa griega de la sabiduría ;)

23 comentarios:

  1. Magnífica explicación. Yo este año me parece que voy a pasar una vez más de disfrazarme, aunque me encanta y si no mira la de veces que me he disfrazado http://cajondesaztre.blogspot.com.es/2013/02/paseito-por-cadiz.html?showComment=1360442608645#c910214616065397042
    Me gustaría ver ese disfraz de Atenea, seguro que era muy bonito. Bezozzzzzzzz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora me paso por tu blog ;)

      Pues el disfraz de Atenea por desgracia lo tuve que tirar: lo presté y lo lavaron de tal forma que lo destrozaron... Una pena, porque me encantaba...

      Un besazo, Marisa!

      Eliminar
  2. Buenas noches hada madrina. Con respecto a la entrada, te diré que no me hace falta disfrazarme, porque yo mismo soy un disfraz. Ahora me toca el del tiempo del desmadre y el desorden, pero todo puede cambiar en cuestión de segundos... así que para que nos vamos a quejar.

    El disfraz de Atenea, conociéndote someramente, debió ser digno de apreciar, tal y como cuidas cada detalle.

    El carnaval, como suele suceder con todas las fiestas, no es de mi agrado, pero sí que me interesa la historia que hay detrás de la festividad y me gustan las historias basadas en él, por la de posibilidades que ofrece a nivel de acciones. Una paradoja más, pero salí con el disfraz defectuoso.

    Una entrada muy interesante, con tu enfoque y encanto personal, de la que se aprende algo nuevo. Gracias por compartirla y ponerla al alcance de todos los que quieran adentrarse en tu bosque mágico.

    Un beso grande, hada madrina (lo eres de forma de natural, sin disfraces ^_^) y que tengas una noche llena de sueños cumplidos y vientos propicios a tus sueños y deseos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustado la entrada, amigo poeta ^__^

      El disfraz de Atenea era muy bonito y digo "era" porque lo presté y volvió destrozado al lavarlo como no debían en una lavadora...

      Muy feliz semana, Juanjo. Besos de colores y caricias al alma ;)

      Eliminar
  3. A mí me pilla una época fea con los exámenes y, además, el hecho de estar en Roma y no poder tirar de disfraces de casa. Pero bueno, otro año será.

    Una gran entrada, sencillita y amena =) Sí señorita! ^^
    A ver si otro año puede ser! Muchos besos preciosa!

    ResponderEliminar
  4. ¿Ves como soy un desastre con esto?
    Jum... como ahora compartimos Jose y yo el pc, a veces me encuentro que está su sesión abierta y no me doy cuenta... así que puede ser que el comentario haya sido con su nombre, si es que se ha mandado, o no... Por si las moscas vuelvo a probar:

    Una genial entrada, sencillita y amena para ver los orígenes del carnaval. Ha sido interesante recordar ciertos aspectos que ya leí en su día!

    Este año no habrá disfraz por estar en época mala (exámenes) y encima en Roma, que tendría que comprarme cualquier cosilla... y como que no xD
    Pero bueno, otro año será!

    Besitos preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja no te preocupes, cielo. Para otra si vuelve a salir un comentario de JoseJa, no te hará falta que vuelvas a escribir porque sabré que has sido tú, vale? ;)

      Mucha suerte con esos exámenes, cielo!!!

      Besos de colores y muy feliz semana, Pao!

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante pero este año no tengo pensado disfrazarme.

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante pero este año no tengo pensado disfrazarme T.T

    ResponderEliminar
  8. Hace ya años que no me disfrazo, nunca he sido mucho de ello y ya últimamente paso xD El último que tuve, y que me encantó (y el motivo por el que quizá me anime a disfrazarme otra vez en el futuro) era de hechicero túnica negra (como no podía ser de otra forma, jeje) :-)

    ¡Buena semana Fawn!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una gran idea, Raist. Yo tbn tendré en cuenta Dragonlance como una fuente de disfraces si decido hacerlo en otra ocasión ^__^

      Feliz semana, Raist!

      Eliminar
  9. ¡Vaya! No sabí toda esa historia del Carnaval! :D
    La verdad es que a mi me gustaría mucho celebrar el carnaval >__< pero en mi ciudad no suele hacerse =/ no hay "fiestas grandes" como puede haber en Cádiz o Canarias... así que no me disfrazaré ú_u

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, Sorasaku ;)

      Un besazo y muy feliz semana, guapi!!

      Eliminar
  10. Yo al final no me disfracé, íbamos a hacerlo, pero es que ibas por la calle y NADIE (excepto dos o tres) iba disfrazado... y se nos pasaron las ganas, además que hacía un frío que quitaban las ganas de salir jajaja

    No sabía esto que has explicado del Carnaval, curioso :O e interesante!! :D

    Besazos guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, guapa ^__^

      Un beso enorme y muy feliz semana, Siren!

      Eliminar
  11. Gracias, cuanto trabajo te tomas... es fantástico,
    me encanta el carnaval aunque no me disfrace por estas fechas... por aquí no se celebra nada.
    Me disfrazo en mi cumple ^^

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí por comentar siempre con tanto cariño, princesa Elia.

      Besos de colores y feliz semana, linda!

      Eliminar
  12. Hola! Pues si hay algo de lo que estoy segura, es de que no voy a morirme sin vivir un carnaval en Venecia.
    Aquí en Cádiz es el concurso de agrupaciones (el Falla) quizás lo conoces mejor que yo, pero bueno. El caso, no soy tan fanática del carnaval. Aquí la gente va para la fiesta y beber, y ese ambiente no me va.
    Me he disfrazado de muchas cosas, pero no he tenido ningún disfraz "serio". El último fue de abejita....(sí, te dejo reírte) :P
    ¡Muaks!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encantaría vivir el carnaval de Venecia ;)

      Estarías preciosa de abejita!! ^__^

      Un besazo y muy feliz semana, Trish!

      Eliminar
  13. Conocía algo sobre la historia del carnaval, pero, gracias a ti, ya puedo decir que la conozco entera. Yo la verdad, es que ni en este año ni en ninguno me he disfrazado salvo cuando era enana que te obligaban en el colegio. Estarías muy guapa de la diosa Atena, ya que para mí, a parte de ser mi diosa griega favorita, es la más bella de todas.

    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  14. Yo ya conocía gran parte de la historia del Carnaval, gracias a los folletitios explicativos que nos daban en el colegio. Pero ahora, gracias a ti, conozco la parte que me faltaba.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...