lunes, 5 de noviembre de 2012

Alfeo y Aretusa. Mito griego




"Por las tierras de Elida corren las aguas claras del rio Alfeo, el rio que pasa por Olimpia. Vienen de los altos de la montaña de la Arcadia y, al llegar cerca de su desembocadura, se ocultan frecuentemente en el suelo, como si quisieran humedecer, también las entrañas del mundo. Pero antes de ser rio, Alfeo era un cazador intrépido que recorría con su arco y flechas los valles y montañas de la Arcadia.


En el islote de Ortigia, en Siracusa (Sicilia) brota la fuente Aretusa. Burbujeante y clara, produce más agua potable que cualquier otra fuente del planeta. Y antes de ser fuente, Aretusa era una hermosa ninfa, de rubios cabellos y negros ojos, que gustaba pasearse sola por los valles y montañas de la Arcadia.



Dicen que un día –antes de ser respectivamente ríos y fuente- , Alfeo y Aretusa se encontraron. La nereida bañaba su hermoso cuerpo desnudo en las aguas cristalinas del rio. Cuando vio al cazador, percibió en su mirada un relámpago de pasión. Entonces huyó, amedrentada.


Alfeo la persiguió, empujado por el deseo que le atormentaba el alma y hacia estremecer todo su cuerpo.En su desenfrenada carrera ambos pasaron por valles y montañas y llegaron, a nado, al islote de Ortigia. Aretusa, exhausta, implora al cazador que no la toque. Pero sus suplicas son vanas. El continúa aproximándose, violento, con la intensión de poseerla.

Como recurso extremo, la nereida invoca entonces el auxilio de su amiga Artemisa (Diana). Inmediatamente la casta diosa de la caza transforma a la fugitiva en fuente, y al perseguidor en rio.

Ni aún así Alfeo desiste de alcanzar a su amada; en su nueva forma entra en la tierra, en la Arcadia, y recorre las profundidades del mar sin mezclarse con las aguas saladas, para finalmente reunir sus aguas con la de la fuente Aretusa, en Ortigia, Siracusa, Sicilia..."


9 comentarios:

  1. Hola hada madrina.

    Confieso mi ignorancia mayúscula y admito desconocer este mito (imperdonable para quien haya cursado mitología clásica en la facultad). Y aunque puede recordar a otros mitos, como el de Apolo y Dafne, que además, algunas versiones sitúan a la diadre como hija del dios Ladón, río de Arcadia, lo cierto es que esta vez son los dos personajes los que acaban metamorfoseados en figuras condenadas a perseguirse y a complementarse hasta el final del tiempo, como es el caso del río y la fuente que mana agua.

    En este mito se cumple las bases de este tipo de relatos en el contexto de la mitología griega. Su lado moralizante, por un lado, que enseña que no se debe usar la fuerza ni forzar nada, porque de lo contrario, se recibirá un castigo. La transformación de Aretusa en fuente es una paradoja, porque si bien se libra de ser tomada por Alfeo, su transformación responde a un capricho divino (los dioses griegos son caprichosos y crueles) y el precio que hay que pagar por todo. En este caso la petición de auxilio. El cristianismo adoptó muchos de los factores de la moralidad pagana, a pesar de sus intentos para erradicarla.

    Este tipo de relatos encierran historias mucho más profundas que la narración simple que muestra. Y dan temas para debates intensos, sin duda.

    Me encanta este tipo de entradas, preciosa. Porque te invitan a analizar y a reflexionar sobre la época y sobre como se manifiestan ejemplos de conducta que dos mil años después, siguen vigentes. ¿Hemos avanzado tanto? Es obvio que en algunos aspectos, no.

    Un besito grande, hada madrina y que la semana que está comenzando llene de magia y bienestar tu vida y la de los que quieres.

    ResponderEliminar
  2. No habñia leído nunca este mito y la verdad es que me ha gustado mucho, es muy parecido al de Apolo y Dafne con las transformaciones para que el hombre no llegue a profanar a la mujer. Pero es que estos griegos, siempre pensando en lo mismo xDD

    Pobre Aretusa..

    Un besazo hadita!! muaaa!

    ResponderEliminar
  3. ¡Me encanta! Conocía el mito, pero jamás me acordé de sus nombres xD

    Ya tenías abandonada esta sección, así que me alegro de que la retomaras. De este modo he recordado un mito interesante, e intentaré aprenderme los nombres =P jejeje

    Aunque se hacían putadas unos a otros, está claro que no dejan indiferente a nadie. Tienen formas muy curiosas de darle explicaciones a las cosas y muchísimas paradojas y metáforas, que invitan mucho a las reflexiones.

    Eso sí, es que siempre son putadas hostias xD Mientras lo leía, y he visto que Juanjo lo menciona, me acordé de Apolo y Dafne y cómo ella pedía auxilio ¡a su propio padre! y el nota va y la convierte en árbol. ¡Toma castaña! xDDDD en vez de quitarle al otro sobón de encima...aishhh éstos griegos xDDDD

    ¡Genial la entrada, preciosísima! ^^
    Un besazo enorme...y ya sabes, a sonreír =D

    ResponderEliminar
  4. No conocía este mito. Aunque muy interesante, también algo monotemático, conociendo a los griegos. Aunque creo que me ha gustado: corto, sencillo y con ese final semi-feliz un poco raro de los mitos griegos. Hay que tener en cuenta que la mitología griega es el primer culebrón de la Historia.

    ResponderEliminar
  5. Increible Pero nô lo conocia, menos mal que tu Fawn me quitas un poquito la ignorancia jijiji.
    Final extrañamente " feliz" para ser un mito griego como bien dice Lunedi.
    La escultura es preciosa, me suelen gustar mucho las esculturas sobre todo las realizadas por Casanova del que hare proxima entrada.
    Besitos grandes y un abrazote inmenso Fawn :)

    ResponderEliminar
  6. Me alegro mucho que os haya gustado a los que lo habeis leido por primera vez y en el caso de Paola, que le haya servido para recordar los nombres jejeje.

    Más adelante nuevos mitos griegos ;)

    Un beso muy grande para todos!!!!

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...