lunes, 23 de julio de 2012

El Verdadero Cuento de Blancanieves...

Interesante reportaje me he encontrado sobre la realidad del el cuento de Blancanieves. Leer y luego decirme qué os parece...



Durante el siglo XVI, Felipe II de España, aún siendo infante, tras quedar viudo de Maria de Portugal, y casado politicamente por orden de su padre, Carlos I (V de Alemania) recorría Europa buscando mujeres que satisfacieran su deseo que su actual mujer, 11 años mayor, no podia. En Alemania, se encontraba Margarethe Von Waldek, a quien Felipe decidió cortejar por ser de una gran belleza. Pero las intrigas de palacio impidieron que esta pasion pasara al altar: la envenenaron... Esto es lo que señala el historiador Eckhard Sander. Y más aún, los siete enanitos existieron realmente, aunque no de la forma que Disney nos enseñó. Según este historiador, eran en realidad niños desnutridos y envejecidos por el trabajo en las minas de hierro de la familia Von Waldek. Los trajes que conocemos de los enanos eran las ropas verdaderas que usaban estos niños en su labor. Margarethe jugaba con ellos, de ahí que haya quedado asociada su imagen a estos niños mineros.

Pero aun no acaban las sorpresas. Añadamos que Blancanieves no fue el primer nombre literario de esta princesa. El “Pentameronte” contiene un cuento en el que una hermosa niña de siete años, llamada Lisa, cae sin sentido al clavarse un peine entre sus cabellos. Depositada en un sarcófago de cristal (como Blancanieves), Lisa sigue creciendo (como Blancanieves, que también cuenta siete años al ser abandonada) y se hace cada día más hermosa. Una pariente, envidiosa de la belleza de Lisa, jura acabar con ella (tal como la reina celosa decide matar a Blancanieves), y con este propósito abre el sarcófago. Pero al arrastrar a Lisa por los cabellos, se desprende la peineta y la bella muchacha vuelve a la vida. 

Pero lo mas horroroso es la historia en sí. Como toda niña sabe, el cuento comienza así: "En un país muy lejano vivía una bella princesita llamada Blancanieves, que tenía una madrastra, la reina, muy vanidosa..." Así lo escribieron los Hermanos Grimm... o eso creíamos. La estancia de Jacob y Wilheim Grimm en la ciudad alemana de Kassel, a fin de recopilar cuentos de hadas a partir de la tradición oral, dió como resultado más de un matrimonio, pues mientras Wilheim se casaba con la joven que le había contado “Hansel y Gretel”, su hermana Lotte pasó a formar parte de la familia Hassenpflug, que había narrado a Grimm “Blancanieves y los siete enanitos”. Sin embargo, según el presidente de la Sociedad Europea de Cuentos, Heinrich Dickerhoff, la verdadera villana en la primera versión de Blancanieves era su madre biológica y no su madrastra, como precisó durante el congreso internacional que reunió a cerca de 400 filólogos, cuentistas e investigadores de este género en la ciudad alemana de Postdam. Según Dickerhoff, en la primera edición del cuento, titulado "La pequeña Blancanieves", y publicado en 1812, la madre de la heroína desea tener una niña "blanca como la nieve", su deseo se vuelve realidad, pero cuando su hijita se convierte en rival de su belleza y el espejo mágico declara que Blancanieves es mil veces más hermosa que la reina, los celos la consumen y ordena una espantosa muerte para su propia hija. Como para la sociedad europea de principios del siglo XIX la idea de una madre malvada y asesina no era aceptable, por lo que los Hermanos Grimm, que nos trajeron hasta nuestros días ese cuento, decidieron autocensurarse y "reconvertir" la figura de la mala de la historia. En la versión de 1857, la hermosa y bondadosa reina muere en el segundo párrafo después del nacimiento de Blancanieves y su padre se casa de nuevo, dando paso a la figura legendaria de la madrastra que todos conocemos. 

Pero en esta version original no solo la madre mata a la hija, sino que lo hace de una manera digna de Lecter: la reina no sólo ordena la muerte de Blancanieves, sino que exige además que, como prueba, le presenten el coraron de la víctima. Disney recuperó este detalle del original, pero optó por prescindir de otro aún más horripilante. En el cuento alemán, la reina, creyendo que el corazón que le presenta el cazador es el de Blancanieves (en realidad pertenece a un jabalí) lo sala y llega a comérselo. Y en el cuento original la reina es obligada, al final, a calzarse unos zapatos de hierro al rojo vivo: presa de un espantoso frenesí, baila hasta morir como nos cuenta Benjamin Lacombe en su cuento que recupera el original de 1857.

Fuente: El viejo desván


12 comentarios:

  1. Thanks for sharing more information on Snow White. Fascinating!

    ResponderEliminar
  2. Da que pensar en todo lo que rodea al mundo maravilloso de los cuentos de hadas. No habíua oído nada de lo que reseñas en tu entrada y por eso me ha parecido muy interesante y la he leído con expectación y asombro.

    Precisamente, por las costumbres "culturales" de las épocas, es por lo que me pregunto qué hay detrás de cada historia realmente. Sé que Tolkien era un enamorado sin remedio de los cuentos de hadas y encontró en ellos muchos frentes abiertos como para que no dejasen de interesarle nunca. A parte, la obra de Tolkien es una maravilla llena de moralidad y alusiones a lo que pueden esconder las historias de otros tiempos.

    Y mención aparte de lo que cuentas sobre las adaptaciones de Disney. La fábrica de sueños nos ha cautivado desde niños y cautivó a otros antes que a nosotros, pero realmente, son adaptaciones que tienen que ver muy poco con las historias originales. Y ya puestos a rizar el rizo. ¿Fue Snow White el primer clásico por casualidad? ¿O todo pertenece al simbolismo de la factoría, tan presente en su obra?

    Vale que me voy por las ramas... El caso es que este cuento en concreto, está lleno de tradición que intenta enmascarar una de las pasiones humanas más miserables que existen. La envidia y los celos. Y no hay lazos de sangre, por lo visto, capaz de contenerlos...

    Algo más de riqueza cultural para el espíritu, Fawn. Entrada trabajada a conciencia y muy documentada. Gracias.

    Un saludo y que tengas una buena noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te vas por las ramas, me encanta todo sobre lo que hablas y son muy interesantes las preguntas que planteas. Algún día lo sabremos...
      Gracias por tus palabras, son como te digo siempre caricias al alma y un aliciente para seguir con mi labor.
      Besos

      Eliminar
  3. Lo último ya lo sabía.
    Un detalle muy cruel sobre todo viniendo de una niña tan inocente como Blancanieves.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. Estoy deseando de tener "Blancanieves" de Benjamin Lacombe... me encantan sus dibujos y no sabia que había recuperado detalles de versiones anteriores de la leyenda de Blancanieves... ahora con más ganas de leerlo aun!! Un beso y gracias por el post!! ^__^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás que te va a encantar, yo quiero hacerme con el de Cuentos Macabros.
      Besos!!!

      Eliminar
  5. La verdad es que me ha encantado. No tenía ni idea de esas maravillosas y, a la vez, aterradoras historias de Blancanieves, salvo, lo de Disney y lo de los hermanos Grynn.
    Lo de Felipe II si sabía que era un mujeriego y que mujer que se interesaba, mujer que misteriosamente aparecía muerta o desaparecía.
    Lo de la niña que se clava el peine me ha dejado sorprendida, ya que no entiendo ¿cómo se lo pudo clavar?, tenía que ser muy bestia porque no lo entiendo.
    Sí, señor me ha gustado un montón la noticia, es muy interesante.
    Besitos. =D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la niña tampoco lo sé yo muy bien pero en el cuento de Lacombe tbn aparece porque son tres las formas en las que la reina intenta matar a Blancanieves: con unos cordones para el vestido que aprieta hasta casi ahogarla, el peine envenenado y la manzana.
      Besitos!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...